Por Andrés.

Mens Sana in Corpore Sano, Lema del Club.

La Plata, fue nuestra segunda parada en el viaje. Ahí nos esperaban las amigas de Victoria de su época universitaria, las que con el tiempo se transformaron en amigas de la vida y me recibieron, no sólo, como el novio de su amiga sino, como un amigo más.

Yo me propuse ir a visitar el estadio Juan Carmelo Zerillo, mejor conocido como el estadio del Bosque, donde Gimnasia y Esgrima de La Plata es local. El estadio se encuentra enclavado en el Paseo del Bosque, un parque de 60 hectáreas donde se encuentran: El Jardín Botánico, El Museo de Ciencias Naturales, El Observatorio Astronómico y El estadio de Estudiates de la Plata. Lo primero que me llamo la atención era que el estadio no era sólo de fútbol, sino, que ahí convivían más de 10 disciplinas deportivas con las cuales el club se integraba a la comunidad. A pesar de no ser un estadio muy grande, es lindo y sus instalaciones son ideales para practicar los distintos deportes que ahí se ofrecen.

Como en toda ciudad, existen dos equipos que se pelean el amor de sus habitantes. Gimnasia y Esgrima de La Plata y Estudiantes de La Plata. A pesar de que Gimnasia es el equipo más antiguo, su fundación se remonta al año 1887, eso no se ha traspasado a una mayor cantidad de hinchas. Capaz uno de los motivos, es su escaso palmares futbolístico.  Sólo cuentan con un título a nivel amateur en el año 1929 y una copa centenario AFA en 1993.

Pero sus hinchas son realmente fanáticos y tienen una identificación muy profunda con el club. En todas las esquinas de la ciudad se pueden ver familias completas con los colores de Gimnasia y en los paredones se ven diversos murales aludiendo al orgullo de ser tripero. 

Este orgullo que vi en los hinchas de Gimnasia, me hizo reflexionar sobre que es más valioso para un hincha. Que su equipo tenga una mayor cantidad de seguidores o que esos seguidores sean de mejor calidad. Esa dicótoma entre cantidad o calidad, no sólo se da en el fútbol, se da en todos los ámbitos de la vida. 

La frase somos la mitad mas 1, es utilizado habitualmente para mofarse del equipo rival, dándole a entender que su equipo tiene mas hinchada, tiene mas aguante y un sin número de calificativos con los que trata de menospreciar a su rival.  Entonces los equipos más populares ¿Son los mejores?  Pero existen equipos, con bajo nivel de adhesión popular y grandes resultados deportivos. Y al contrario, hay equipos con grandes hinchadas pero con resultados deportivos paupérrimos. Entonces cual es el motivo para seguir a un equipo. Es la hinchada, son los triunfos deportivos, por que son los representantes de nuestra ciudad o barrio, por que creo en los valores que el equipo promueve o es un mezcla de todas ellas. Que me hace ser del equipo perdedor y ver como mis vecinos celebran a costa mía sus triunfos. Creo que esas respuestas son tan diversas como hinchas hay en el planeta. Cada persona te enumerará un centenar de razones por la cual es hincha de su equipo y otro centenar mas por que no es del equipo rival.  En mi caso la pasión por Colo-Colo fue traspasada por mi papá, la primera camiseta que llego en navidad, la primera vez que fuimos a la cancha, las historias de grandes jugadores.

Alguno que no es entendido en el tema futbolistico y te ha visto sufrir constantemente por tú equipo, te puede sugerir que te cambies de equipo, que sigas al que gana siempre y así no sufres mas. Cuantos hinchas de Gimnasia habrán escuchado, ¡cámbiate a estudiantes¡  y te dejas de joder.  Cuantos amigos los habrán invitado a cruzar de bando, sólo por el hecho de tener mas triunfos. Si uno lo analizará en forma racional, no es tan descabellada esa idea, pero cuando hablamos de fútbol nada es racional y esa posibilidad suena a blasfemia.  Como dijo alguna vez el escritor uruguayo Eduardo Galeano,  “En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”

Por eso, siempre será mas importante ser un hinchas de calidad. Gimnasia tiene eso, hinchas de gran calidad, se sienten orgullosos de vestir sus colores. A pesar de que sus vecinos se llevan la gloria deportiva, ellos se llevan la gloria moral, que trasciende más allá de las copas obtenidas.

 

Como se lee en las paredes del estadio el Bosque.

“No elijas por conveniencia, elegí por convicción. Elegí trepar la montaña más alta, elegí bien, elegí Gimnasia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *